Please update your Flash Player to view content.
Testimonios

Testimonio audio de Garibaldi Ferreira dos Santos

 

     

 

 

D-joia
Testimonio de la Sra. Joecy Lied Zatti (Doña Jóia)

 

 

En la época de radio Floresta, cuyo director era Antonio Gonçalves, yo tenía un programa en esa radio, a la tarde, “De mujer a mujer”, salía al aire semanalmente, en él daba recetas de dulces y salados y respondía preguntas formuladas a través de cartas. Contaba historia para niños y cerraba el programa con una oración del Ave María.

Recuerdo a Antonio como componente del Centro Artístico y Cultural. Excelente cantante y también actor, formamos un trío musical, compuesto por él, Osvaldo Tissot y yo.

Puedo asegurar que en sus actividades cotidianas, Antonio Gonçalves da Silva fue siempre muy responsable. Más allá de eso, mantenía un constante buen humor, atributo que mantuvo junto a su condición de pionero de radiofonía en Gramado. Afirmo que fue un inolvidable y gran amigo mío y de toda mi familia.

 

 

 

silvia
Testimonio de Silvia Zorzanello

 

 

Con menos de 15 años, fui invitada por Antonio Gonçalves para participar en una radionovela que sería puesta al aire por Radio Floresta. Él me seleccionó en el Centro Cultural donde, invitada por Adail Castilho uno de los dos fundadores del Centro, declamaba lindas poesías. Entre ellas una que fue suceso en la época y cuya autora era mi tía Jóia, hablaba de la Navidad y del dolor de un padre que no tenía dinero para comprar una muñeca!

Puedo recordar, a propósito, un tiempo aun no muy lejano donde los jóvenes eran convocados para colaborar en diversos eventos locales. Esto nos dio madurez y comprensión con respecto al espíritu participativo, tan importante para el desenvolvimiento de una comunidad, y sobre todo, una vivencia muy rica en oportunidades.

Me fui sintiendo muy importante, al lado de mi amiga Vera Bisol, de Paulo Pante y del mismo Antonio, cuando hacíamos radioteatro en vivo. Teníamos una audiencia increíble, la cual confirmaban la importancia que las personas daban, en la ocasión, a las cosas realizadas por gente de la tierra! Entre ellas, mi mayor fan era mi abuelo Augusto Zatti. Él no perdía un solo capítulo, encantado con su nieta que actuaba en la emisora de radio.

En el viejo edificio de Hotel Fish, con sus instalaciones precarias, pocos micrófonos para tanta gente, creatividad en el sonido y muy buena voluntad, era puesto en el aire el sueño de Antonio Gonçalves.

Como liderazgos de la época Vera Bisol, Garibaldi Ferreira do Santos y yo, usábamos Radio Floresta para realizar debates, mesas redondas y diversas discusiones de interés de los jóvenes. En este sentido, la emisora prestó servicio incondicional, favoreciendo el crecimiento y el desenvolvimiento de toda una generación responsable, hasta hoy, por el destino de Gramado, en los más diversos sectores de actuación.

Me siento feliz por esta oportunidad de reconocer públicamente el trabajo y la dedicación de Antonio Gonçalves, que escribió su nombre en una ciudad que no era suya de origen, la cual, sin embargo, amó tanto como los más apasionados por ella.

 

 

 

jair
Testimonio de Jair Teixeira

 

 

 

Antonio Gonçalves da Silva, cuando dejo Cachoeira del Sur con rumbo a Gramado, llegó para permanecer. Bohemio por excelencia, en las horas libres formaba parte de rondas de samba en locales de la ciudad, Él, sus hermanos Osvaldo y Nelson Tissot y Luisito Couto, hijo de un funcionario del Banco de Comercio, formaron un armonioso y excelente grupo vocal, que alegraba clubes y bares de la ciudad. Roberto Sperb notable centro delantero del Centro Esportivo Gramadiense, frecuentemente, con su guitarra, a veces se incorporaba al grupo, introduciendo músicas románticas, serenatas y algunas de origen portuguesa.

Radio Floresta

Después de la aparición del Servicio de alto-parlantes, Antonio conoció en Nueva Petrópolis un transmisor de radio en funcionamiento, montado por técnicos de aquella ciudad.

Juntándose al amigo y competente radio-técnico gramadiense Reneu Benetti, Antonio, hizo funcionar el primer transmisor de radio, montado, instalado y puesto en funcionamiento en Gramado.

La programación de la emisora era coordinada por el propio Antonio Gonçalves, cubría la zona urbana, algunas zonas rurales de Gramado, y hasta puntos del municipio de San Francisco de Paula. A pesar todo, él siempre oía la opinión de personas amigas y representativas de la ciudad tales como las de Romeo Rengel, entonces locutor profesional en la emisora de Puerto Alegre, el viejo serenatero y amigo de la noche Adail de Catilhos y la Sra. Joecy Lied Zatti, cuya voz recordaba a la de Dalva de OLiveira.

Radio Floresta con una programación sostenida en música popular brasilera, logró la simpatía del pueblo gramadiense, llegando a representar piezas de radioteatro, en el que se destacó la voz grave y armoniosa de Lindolfo Ruschel.

Una anécdota

Vivíamos una época en que la prensa de todo el mundo hablaba de las múltiples deformaciones que causaba el medicamento chamado Teresita a los niños cuyas madres, durante el embarazo, habían consumido el medicamento.

Designado por Antonio, tomé un prototipo de grabador que poseía, y a pié, por la mañana fui al Hospital Santa Teresita a realizar una entrevista, para ser presentado al medio día, con el Dr. Érico Albrech. Él discrepó sobre los orígenes de Talidomida y los grandes peligros que representaba. La entrevista salió al aire, conforme lo planeado y, lo inesperado entonces sucedió.

Seguido a la divulgación, muchas personas de la zona urbana y rural de Gramado, por teléfono o personalmente, llevando frascos de diversos medicamentos populares que estaban usando, buscaban al Dr. Érico en el consultorio, en el hospital y hasta en su casa, para saber si debían o no continuar consumiendo esos productos.

Fue por episodios así, ingenuos, pintorescos y retratos fieles de una época  que, tanto radio Floresta como su idealizador Antonio Gonçalves da Silva, cada vez más, toman importancia en la Historia de Gramado.

Aquí un pequeño párrafo de una carta dirigida a Adail y Joecy el día 05/01/1.993 por JairTeixeira. “En la quietud de la noche, doy alas a mi imaginación y veo a Roberto Sperb, Iván Barbosa y Antonio Gonçalves. La luz pálida del ambiente sugiere un claro de luna. La atmósfera propicia para la serenata y la confraternidad. Y las fuertes emociones se hacen presentes en encuentros de este tipo. Encuentro? No! Reencuentro de amigos, cuyas vidas, entre nosotros, fueron siempre rodeadas por la música popular brasilera. Cierren los ojos y oigan conmigo las guitarras, que están siendo afinadas…”

“Entre si, ellos tocan informaciones, de aquí y de allá… Hasta un exitoso Centro Artístico y Cultural está siendo recordado, cariñosamente… Sus integrantes… Su Piano… El sol, la luna, las estrellas, el cielo, en fin, ahora están al servicio de nuestros tres inolvidables amigos. Relajado, a gusto, y mirando a los presentes, recién llegado, Antonio dice…

“Mi Dios! Esto aquí es un paraíso… San Pedro que en silencio, no se contiene. Hace de la llave un triángulo y el sonido del resto imitando instrumentos toma cuenta del cielo! Abrazos.” Se cerró el telón del escenario, dejando tras él una dulce nostalgia que envuelve a todos los que participaron de la gran familia que era el Centro Artístico y Cultural de Gramado.

 

 

laerte-dutra
Testimonio de Laerte Dutra

 

 

 

Trabajé en la década del sesenta, con 14 años de edad, en la recién fundada Radio Floresta, propiedad de Antonio Gonçalves. Al inicio era quien cargaba los equipos y los llevaba tras la radio, pronto fui promovido al sonido. Esta tarea consistía en colocar música, abrir los micrófonos para el locutor en el intervalo de la música a fin de que él lea los anuncios comerciales en textos previamente elaborados.

La programación de la radio se iniciaba a las 6 hs. extendiéndose hasta las 22 hs. con intervalos durante el día. A mí me correspondía el compromiso de abrir la radio todos los días. En varias oportunidades el locutor se atrasaba en llegar y tenía que leer los anuncios programados, ya que todo era en vivo. En esas eventualidades me sentía muy importante.

Un pasaje que viene a la memoria, aunque no recuerdo con exactitud la fecha, fue que la radio estaba transmitiendo propaganda electoral paga y una ley recién aprobada reglamentaba el horario político, que era gratuito. Alrededor de las 10 hs., en plena programación, vinieron al estudio las autoridades electorales: Juez de Derecho; Promotor Público; Oficial de justicia y un contingente de la Brigada Militar con el fin de clausurar la radio, más allá de llevar presos a los responsables de la emisora. El propietario que se encontraba en el local, con la diplomacia que era particular, convenció al Juez de Derecho para reconsiderar su decisión y tan solo clausurar el estudio y el transmisor hasta el final de las elecciones y abrirla después.

Lo pintoresco de este relato es que Radio Floresta era una emisora fantasma, o pirata, sin ningún registro en organismos de comunicación. Aun así, operaba normalmente en nuestra ciudad con una audiencia significativa y su cadena de programación incluía programas de auditorio, debates de todo tipo y hasta transmisión de juegos de fútbol.



Romeu-Dutra

 

Testimonio de João Romeu Dutra

 

 

 

Fui locutor de Radio Floresta durante uno ó dos años. Recuerdo que los gramadienses de esa época sentían mucho orgullo de sintonizarla durante el día y la noche, pues transmitía todo lo que acontecía en Gramado. Yo desarrollé en la radio la sección deportiva contando el calor de los apasionados en el  campeonato estatal. Para realizar las transmisiones teníamos que trasladar al estadio del Centro Esportivo Gramadiense prácticamente todos los equipos de la emisora, creados por el genio de “Benetinho” que tan joven nos dejó. Transmitir un juego de fútbol era una verdadera epopeya y Antonio no medía esfuerzos para que las transmisiones se realizaran dentro de las mejores condiciones. En las heladas noches de invierno, transmitíamos desde la Sociedad Recreo Gramadiense el campeonato de bolos, que reunía aficionados gramadienses con mucha destreza enfrentados en estas competencias. Donde equipos como el Quince de Octubre, Castillo, Vampiros y tantos otros brindaban grandes fiestas. En aquella época memorable también tuve la oportunidad de presentar, algunas veces, en las tardes de sábado, nuestro dúo de cantores Sertaosinho y Zé del Sur, grandes destacados de la región.

 

 

 

iolanda
Testimonio de Iolanda Hartmann Facin


 

 

De regreso al pasado.
Recordar los días felices de mi juventud en Gramado y recuperar recuerdos de amigos queridos fue una gran satisfacción.

Mi nombre es Iolanda Hartmann Facin, trabaje en Radio Floresta al comienzo de los años sesenta. Vivía frente a la radio, en un antiguo chalet del hotel Candiago.

Todo comenzó en la presentación de la Academia Musical de Acordeón (profesora Helena) de la cual formaba parte. La presentación fue en la Sociedad Recreo Gramadiense. Allí estaba Radio Floresta que era la preferida del momento. Fui llamada por la profesora Helena para hacer la presentación del grupo, siendo presentada al Sr. Antonio y al Sr. Rineu. Hice la presentación del grupo y regresé a mi lugar para presentarme junto a mis colegas. Recuerdo que la música de la presentación era: “si las hojas son verdes en pleno verano…”

Después de las presentaciones nos quedamos conversando. Cuando finalizó me invitaron para asistir a un programa con auditorio el sábado por la tarde. Asistí al programa y, al finalizar, ellos me mostraron las instalaciones de la radio y me invitaron para hacer una prueba como locutora. Fui aprobada y en ese mismo momento pase a ser parte del equipo. Recuerdo el final de la publicidad que leí. Era más o menos así: “donde tú estés recuerda que Xadrez Bar es un ambiente selecto y distinto de la ciudad Jardín de las Hortensias… y en un ofrecimiento de Xadrez Bar a los oyentes de esta emisora pasamos a presentar…” A partir de ahí Romeu decía: “Revista Esportiva”. Y seguía un programa deportivo.

Su padre era una persona honesta, responsable e inteligente. Corría tras sus objetivos, en resumen, era un luchador. Vivía rodeado de amigos y era admirado por todos. Cuando no estaba trabajando en la radio estaba buscando más auspiciantes ó ensayando con su grupo vocal. No recuerdo cuanto tiempo trabajé en la radio, pero me fui porque mi padre fue trasladado a San Gabriel.

Sepa que fue un privilegio trabajar con su padre.

Un gran abrazo.

Iolanda Hartmann Facin

 

Ouça no seu dispositivo móvel